Publicado: 3 de Septiembre de 2012

El marketing ha cambiado. Hasta ahora, estaba concebido para ser desarrollado en ciudades pequeñas. La oferta era menor o igual que la demanda. Y no había que hacer mucho para vender. El negocio era estable y físico. Era un marketing sencillo, basado en la inserción de anuncios en prensa: lo que se denomina marketing masivo global.
“Pero el mercado ya es internacional –advirtió en la XIX Convención de la FEPM Guillermo Rodríguez, especialista en marketing on line e ingeniero de telecomunicaciones-. No podemos limitarnos a vender en nuestro entorno inmediato. La oferta es mucho mayor que la demanda. Irrumpen competidores con mucha variedad de productos y servicios. El mercado es cambiante, interactivo y tecnológico. Ahora procede desarrollar un marketing directo.
El marketing ya no es sólo marketing. Es algo mucho más amplio. Y funciona online. “Ahora no hablan de nosotros en el bar; lo hacen en Internet -señaló el ponente- ¿Y qué ocurre si no hablan de ti en Internet?”, inquirió.
Internet aporta comodidad al cliente. Ya se está informando en su casa. Cuando viene a comprar, sabe tanto o más que el vendedor sobre lo que desea comprar. Además de información, quien navega encuentra en webs y redes comentarios de otras personas. Es una labor de investigación previa a la compra que antes no se hacía.
“Comprar es hoy un proceso de búsqueda inteligente –concluyó Guillermo Rodríguez-. Nos enfrentamos a consumidores profesionales, que buscan ahorro de tiempo y de dinero, y exigen calidad.”