Si buscas un instalador de tarimas flotantes Gijón puede que necesites saber la diferencia que existe respecto a otros suelos de madera. También es importante conocer qué tipo es el adecuado para cada estancia de tu hogar. Básicamente, existen dos tipos de suelos de madera: la tarima y el parquet.

La diferencia fundamental entre un suelo de tarima y otro de parquet es que, mientras que el primero suele ser sintético imitando la madera, el segundo se fabrica normalmente en madera maciza.

Las tarimas pueden clasificarse según su colocación en flotantes sintéticas y en multicapa. Las tarimas flotantes sintéticas, también llamados suelos laminados, presentan una superficie que imita la madera, con una gran variedad de colores y texturas. Como instaladores experimentados de tarimas flotantes Gijón sabemos que es la opción más popular por la rapidez de su instalación, su precio y el poco mantenimiento que precisan.

Las tarimas flotantes multicapa sí están fabricadas en madera natural, siendo la superficie de una madera más noble. Pero si lo que buscas es la calidad y la estética por encima de todo, tu elección son las tarimas macizas, compuestas por tablas de madera natural de hasta 22 mm de espesor. Estas tarimas macizas pueden ser, a su vez, multicapa, de interior o de exterior.

El parquet se presenta en forma de tablas de hasta 14 mm de espesor, con una superficie de madera maciza natural de unos 4 mm. Esto permite que pueda ser «acuchillado» (lijado) hasta dos o tres veces, con el fin de que conserve un aspecto como el del primer día. El parquet sintético no es muy común y está generalmente reservado a usos industriales.

Si tienes dudas acerca de qué suelo le viene mejor a tu hogar ven a Parquets Nortepar, S.A., te aconsejaremos sin compromiso sobre la mejor opción.