Como una de las tiendas de parquet en Asturias de referencia, muchos de nuestros clientes nos preguntan qué es eso del acuchillado del parquet del que tanto han oído hablar y que suena tan mal de primeras. Bajo este nombre un poco llamativo, el acuchillado del parquet es un procedimiento que se realiza en torno a los 8 o 10 años después de su instalación, con el objetivo de mantenerlo en perfectas condiciones.

Hay muchas razones por las que en Parquets Nortepar recomendamos el acuchillado del parquet, problemas casi todos que se deben al uso, al paso del tiempo y a la acción de determinados agentes dañinos. Estamos hablando, por ejemplo, de que la madera se oscurezca por la radiación del sol, de que el barniz que tanto brillaba en los primeros años se haya perdido o cuando algunas tablillas se aflojan, suenan y tienden a separarse.

También es preciso acuchillar el parquet cuando haya manchas de grasa, humedad o arañazos provocados por el movimiento de mobiliario y, en general, cualquier otro tipo de imperfección. Los expertos de las tiendas de parquet en Asturias como la nuestra, recomiendan que este proceso, que puede llevar dos o tres días dependiendo de la cantidad de metros de la vivienda, lo hagan profesionales del sector.

Se trata de una técnica que se inicia retirando la capa actual de barniz con una máquina lijadora, siempre y cuando estuviera barnizado, ya que de no haber barniz, se lijará directamente. Después, mediante lijas manuales se eliminan las imperfecciones dos y tres veces si es necesario, antes de imprimarlo y de dar dos manos, como mínimo, de acabado final, quedando el parquet tras el proceso como el primer día.

Si necesitas unas manos expertas que te arreglen el parquet, no dudes en contactarnos.